sábado, 12 de marzo de 2011

Mi Vida




Mi Reina Verónica nació el 02/04/1984 en la ciudad de Chivilcoy, Provincia de Bs. As., Argentina, en el Sanatorio de esta ciudad. Nació por cesárea, con sufrimiento fetal,  despues de largas horas de sufrir un parto natural que no pudo ser.
A un par de horas de  su nacimiento sufrió  falta de oxígeno,convulsiones y tres paros cardíacos. Todo ello hace que permanezca 15 días en terapia intensiva y salva su vida por un milagro.
El médico que la asiste mientras estaba en terapia es el  Dr. Hugo Fagnani, gracias a mi madre que lo hace llamar y gracias al tratamiento que impone rapidamente el Profesional  mi nena se salva. Te cuento que el médico es mi primo hermano.En ese momento todo era un verdadero milagro.


Las muñecas, un gran bambi y osos de peluche y tantos regalos que llegaban en ese momento para ella, sin saber lo que estaba pasando, ponía aún más triste su llegada a esta vida. Así como permanecer en terapia en lugar de darle la bienvenida en nuestro hogar y cobijarla  en  el  moisés preparado para su llegada junto a su ropita en el placard.


Bueno, así comienza su vida: VERÓNICA SE SALVA........tiene Parálisis Cerebral con sus cuatro miembros afectados, su primer tomografía cuenta que sus ventrículos laterales tienen un tamaño mayor de lo normal y corridos de su  lugar.
Toma su primer luminaleta, medicamento anticonvulsivo, y leche materna,  que gracias a Dios pudo tomar hasta sus 6 meses de vida con gran paciencia porque le costaba succionar.
Así comienza un largo peregrinaje,  la asisten neurólogos, traumatólogos, neuro-ortopedistas y un sinfín de especialistas en el tema,  hasta un neurólogo cubano. Todo era válido en ese momento. Así fueron sucediendo las distintas especialidades mientras ella crecía y se rehabilitaba pero tenia un gran atraso para una niña de su edad tanto mental como físico.
Comenzaron las sesiones de kinesiología, Terapia Ocupacional, Fonoaudiología, Fisiatría, pero todo lo logrado lo perdía con una convulsión.
Lo que nunca se perdió fue el amor que hubo siempre a su alrededor, de familiares y amigos que incondicionalmente pusieron su granito de arena para que ella esté rodeada de besos y abrazos todo el tiempo.




Y al final de este texto sé que lo más importante es el amor que le damos y que ella sabe dar, por sobre todas las cosas.
Creo que el amor es curativo, hoy Verónica tiene 27 años y espero que cumpla muchos más. Es una niña muy querible, tierna, dulce, cariñosa, un bombón de chocolate. Te amamos  MI REINA.
















A partir de los 3 añitos y ya cuando las convulsiones no eran tan periódicas y continuaba medicada, entra en la Escuela Especial nº 502, hasta sus 18 años,increíblemente durante todos los años que permaneció en esa escuelita tuvo una única maestra,
 la Sta. Graciela.Comienza a salir solita de casa, en el Micro que la llevaba. Esto la hacía muy feliz, su carita lo decía todo. Las clases eran con grupos pequeños y todo lo que hacía con su maestra era importante para ella.
Sobre su mesita, las acuarelas, las témperas, los pincelitos, masas y plastilinas , juguetes de encastre, todo sirvió para trabajar con sus pequeñas manitos cerradas, que le costaba mucho abrirlas por su espasticidad. Como así también le permitieron tener una mejoría en su postura. La voluntad que ella ponía para lograr sus trabajos era increíble.


Fue así como empieza a ver niños en sillitas de rueda , con sus mismas características.Aunque parecería que aún no los percibe a su alrededor.
y El amor que le dió su maestra fue increíble, nunca la olvidaremos.
...."Gracias Seño Graciela, por todo lo que me enseñaste nunca te olvidaré"...
A los papás que tenemos niños especiales nos cuesta mucho dejar a nuestros hijos en una Escuela Especial no es nada fácil para nosotros, pero sabemos que la Escuela común no es para ellos, y cuando vemos sus logros por "mínimos que sean"... nos hace muy feliz!!!!. Necesitan la ayuda de los profesionales y esa ayuda no está en casa.


Mi Reinita, hermosa mìa, al terminar la escuelita y con gran orgullo de mamá y papá, visitamos el Hogar y Centro de Día de Atiadim, porque querìamos que nuestra hija continúe con el proceso de rehabilitaciòn y en buena hora elegimos este lugar, donde no existe la intolerancia, el abandono, la incomprensión, la crueldad, etc, etc, etc... solo existe el amor, la esperanza, la tolerancia y la aceptación.


La terapia ocupacional, la colonia en el verano, el juego de las bochas con el profe Hernán, el mate en rueda de amigos a las 18 y 30 hs. cebado por Lalo, el festejo de los cumpleaños de todos,las fiestas organizadas por la Institución donde todos bailamos, juntos en familia, las clases de Musicoterapia donde todo es risa y felicidad, el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena, todo vigilado por la nutricionista, las noches con los enfermeros muy cerca de las camitas, la ropita en los placares, las camitas todas iguales, las maestras, los cuidadores terapeutas, todo se une para que mi Reina se rehabilite, se sociabilize y se sienta feliz. Y lo es, lo disfruta y mucho. Te queremos mi Reina.










De Marìa Graciela Cabral


No hay comentarios:

Deja tu comentario aquí