lunes, 3 de septiembre de 2012



Perdón mi bella Reina...




Si...debo pedirte perdón por tantas cosas!!!

Perdón por no poder caminar, saltar y correr a tu lado tomándote de la mano desde que eras pequeñita,
jugar con las muñecas, andar en triciclos, bicicletas y patines...
Ir de la mano a tu primer día de clases del Jardín o primaria, hacer las tareas del colegio juntas... enseñarte a leer, escribir y estudiar,ayudarte en los exámenes...
Perdón por ser un imposible enseñarte a caminar, porque no me dejas mi vida
por no enseñarte a hablar, porque no puedes mi tesoro...
Por no enseñarte danzas clásicas, que era mi sueño y mi vocación desde antes de tu nacimiento...
Perdón por no comprender muchas veces tus berrinches y enojarme y hasta regañarte mirándote a los ojos y devolviéndome una mirada de tu parte sin entender que era lo que realmente mamá necesitaba de vos.
Porque a pesar de mil esfuerzos logramos tan poco!!! 
y perdón por no poder controlar tus esfínteres 
Por saltear todas las etapas de la vida...
Perdón por no ayudarte a elegir un bello príncipe para tí Mi Reina
Por no enseñarte a ser mujer, cobijar niños en tu vientre, amamantarlos, criarlos y educarlos...
Perdón por esta vida que te tocó vivir,atrapada en un cuerpecito difícil de manejar con una mente muy lúcida aunque  eso es lo que nos ayuda...
Una vida llena de amor,perseverencia y mucha fé, rodeada de angelitos  de la guarda que cuidan de tí.
Si, lo sé tienes que perdonarme el haber hecho que llegues a este mundo faltándote tantas cosas para vivir en él.Como poder hacerlo si no es de mi mano.
Pero lo que nunca te faltó y nunca te va a faltar es AMOR, caricias, abrazos y besos y amarte sobre todo amarte!!!y esto lo sabes Mi Reina.
Este mundo es muy grande para ti , pero eres tan bella, tierna y sensible que cuando te miro a los ojos, esos hermosos ojos color del cielo, todo ello se olvida, porque tu Mi Reina me lo has perdonado todo, desde el primer dia de tu vida.




Publicado por María Graciela Cabral.

No hay comentarios:

Deja tu comentario aquí